Cómo saber que has contratado una buena empresa de limpieza para tu oficina

Contratar a una empresa de limpieza externa no solo ofrece innumerables ventajas, sino que en ocasiones es inevitable, ya que las dimensiones o características específicas de las instalaciones hace impensable realizar el servicio de limpieza con personal contratado de forma directa.

Es demasiado habitual que, al contratar una empresa de limpieza, estas actúen como empresas de selección de personal o como Empresas de Trabajo Temporal (ETTs) en el mejor de los casos. Es decir, envían a tus instalaciones (oficinas, comunidad de propietarios, etc.) a las personas que van a desarrollar las tareas de limpieza, les pagan la nómina cada mes y nada más.
Es decir, aparte de las personas que hacen la limpieza, nadie de la empresa aparece por las instalaciones del cliente, ni siquiera llaman por teléfono.

 Estas son algunas de las señales que te harán saber si has acertado a la hora de confiar en tu empresa de limpieza.

  1. Tu empresa de limpieza supervisa el estado de la limpieza: una empresa que pone un supervisor a tu servicio que visitará periódicamente tus instalaciones.
  2.  Cuando alguna de las personas encargadas de la limpieza no acude a su trabajo, otra persona acude a sustituirla: ante la ausencia de un trabajador, la empresa de limpieza sustituye a esa persona y la envía en su lugar para que tus instalaciones siempre estén limpias.
  3. La empresa de limpieza tiene a sus trabajadores bajo nómina: los trabajadores que acuden a tu oficina están dados de alta en Seguridad Social, cumplen con los temas relativos a prevención de riesgos laborales…
  4. Tiene certificación de calidad: si tu empresa de limpieza está certificada por una entidad de renombre, te ofrecerá un servicio de calidad. Tendrá certificados con la ISO 7001, ISO 14001 o la OSHAS 18001.
  5.  Es una empresa  solvente: la Administración Pública sólo contrata empresas de limpieza que sean solventes, por lo que si tiene clientes de la Administración Pública, te puedes fiar.
  6. Tiene oficina propia: si la empresa tiene sede propia, cuenta con maquinaria y equipos de trabajo propios es buena señal.

Si tienes contratada una empresa de limpieza que no cumple con de estas características, el mejor consejo es que busques otra empresa de limpieza. Existen empresas de limpieza profesionales, serias y competentes que aparte de mano de obra, ofrecen infraestructura y una supervisión continua.

En definitiva, lo que necesitas es una empresa de limpieza que te aporte tranquilidad y sepas que vas a tener las instalaciones siempre limpias.