El equipo técnico resulta fundamental para cualquier limpieza industrial, no obstante, es igualmente necesario un equipo humano formado y preparado para hacer frente a este tipo de trabajo.

Es importante tener un procedimiento claro antes de realizar una limpieza industrial, las cuales requieren personal altamente cualificado, maquinaria específica y productos especiales destinados a la eliminación de manchas y olores industriales.

En las limpiezas industriales suelen llevarse a cabo las siguiente tareas:

Limpieza en seco con vapor

Este eficaz procedimiento de limpieza es adecuado para todo tipo de industrias, ya que solo se utiliza para la limpieza vapor de agua a alta presión. Resulta extremadamente efectivo, ya que en un mismo trabajo se desincrusta, se desinfecta y se limpia cualquier superficie gracias al vapor.

Su gran ventaja es que no produce ningún residuo, ya que la cantidad de agua inyectada es mínima y el se seca rápidamente. Esto hace de la limpieza con vapor a presión una práctica ecológica que ademas puede aplicarse tanto en interiores como en exteriores sin ningún problema.

Limpieza con agua a presión

El procedimiento es el mismo que en la limpieza con vapor, se inyecta agua a presión para desincrustar la suciedad y posteriormente se retira el residuo manualmente. Es necesario que exista un desagüe en la instalación a limpiar, ya que sino es difícil retirar toda el agua utilizada.

Este procedimiento es recomendable para casos en los que hay grasa incrustada en alguna superficie, utilizando un desengrasante específico mezclado con el agua.

Limpieza con ozono

La limpieza con ozono es una técnica relativamente reciente, pero que por sus buenos resultados ya lleva tiempo usándose en hospitales y lugares que necesitan de un ambiente completamente aséptico.

La limpieza con ozono se realiza con generadores especiales que liberan este gas en el ambiente. Es necesario que las áreas a tratar estén vacías ya que en grandes concentraciones el ozono puede resultar tóxico.

Pasado el tiempo de aplicación puede accederse a la zona con total tranquilidad. Gracias a su gran poder de oxidación de la materia orgánica, el ozono es un bactericida de gran poder. Acaba con cualquier microorganismo o patógeno dejando la zona tratada completamente desinfectada e higienizada.

Limpieza por ultrasonidos

La limpieza por ultrasonidos se utiliza para limpiar maquinaria industrial pormenorizadamente. Consiste en introducir en cubas los distintos componentes de la maquinaria y posteriormente iniciar un proceso de cavilación que inyecta agua con detergente, esta mezcla se introduce en todas las secciones de la maquinaria, incluyendo los recovecos mas difíciles de alcanzar, produciendo una limpieza en profundidad que deja la maquinaria lista para volver a utilizarse en condiciones de seguridad.

Es un proceso relativamente sostenible y ecológico, ya que se utilizan detergentes biodegradables en muy baja concentración. Asimismo, es adecuada para todo tipo de materiales, desde metales como el acero, el cobre o el latón hasta textiles y plásticos.